29 marzo, 2017 Comentarios

¿Cómo están ustedesss?

Hoy es un día especial, empiezo a escribir el primer post en este mi blog, elsabrosista.

Hasta hace dos días como quien dice no sabía ni hacer un huevo, hoy abro este espacio para ir contando si mejoro en la materia o no. Espero que elsabrosista se convierta en mi casa y poder invitaros a todos vosotros a ella.

Ahora os cuento una palabra que me gusta mucho, ser un foodie, que en la lengua de Cervantes viene siendo un cocinillas, en mi caso un veinteañero que tuvo que sobrevivir fuera de casa y terminó descubriendo que la cena que le ponían papá y mamá en la mesa no se hacía sola y lo más importante, que prepararla puede molar. Y mucho!

Por cierto, los de la primera foto somos yo y mi familia, lo pasamos mal eh 🙂

Si quieres saber más sobre mí aquí te dejo una pequeña presentación.

O puedes contactarme aquí.

Imagen de una piña con plátanos y gafas

 

Un foodie es lo que en la lengua de Cervantes viene siendo un cocinillas

Intentaré transmitiros mi pasión por la comida, la bebida y todo lo que acabe en ida y sepa bien 😛

Y para terminar esta primera entrada os dejo unas foodiefrases que me gustan:

  • Es mejor cenar dos veces que dar explicaciones
  • Pan con pan, comida de tontos
  • Para comer lentejas, si las quieres las tomas y si no… también
  • A mi estómago poco le importa la inmortalidad (Heinrich Heine)
  • Cuando el vino entra, el secreto sale (Talmud)
  • Esto y la matanza de Texas es lo mismo (Alberto Chicote)
  • Tela marinera
  • Al pan, pan y al vino, vino
  • A quien no sabe cocinar le toca fregar
  • Si no es por el alcohol no conoces Albacete
  • En el juego de la comida, o ganas o lavas los platos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.