21 mayo, 2017 Comentarios

Hace unos días estuve en León viendo a la familia y como suelo hacer, volví cargado de tuppers, mis papis que me quieren mucho. Pues cuando abro la bolsa me encuentro que me habían metido un paquete de gulas, así que anoche le dí salida con un poco de jamón serrano y coronando el plato con un huevo.

Hablé con mis padres mientras lo hacía y no estaban muy convencidos de que pegara mucho, qué confundidos estaban, me supo de muerte.

Este plato me recuerda a los huevos rotos que se suelen pedir en muchos bares y fijo que es una genial opción si tienes amigos en casa para cenar. Tú pones las gulas y ellos que traigan las cervezas 🙂

Tiempo de elaboración

15 minutos

Ingredientes para 1 persona

  • 1 paquete de gulas
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cayenas
  • 2 lonchas de jamón
  • 1 huevo

Elaboración

Cortaremos en trozos el jamón serrano y lo echaremos en una sartén con un poco de aceite caliente. Cuando eches el jamón baja un poco el fuego no lo quemes y tras un par de minutos ya estará dorado y crujiente. Retira el jamón a un plato.

Friendo jamón serrano Ajo y cayenas en sartén

Ahora echa el ajo cortado en láminas y las cayenas siempre teniendo cuidado de que no se queme, baja el fuego más si es necesario y cuando esté a punto de empezar a coger color añade las gulas, revuelve en la sartén y añade nuevamente el jamón. Sigue revolviendo uno o dos minutos para que todo coja temperatura y ya lo tienes.

Gulas con jamón en la sartén

NO añadas sal a nada, salvo al huevo, ya que el jamón de por sí ya te salará bastante el plato.

Haciendo un huevoAhora es el momento de hacer el huevo. Puedes utilizar el aceite sobrante de las gulas o bien puedes usar otra sartén e ir preparando el huevo a la vez que el resto.

Yo los huevos los suelo hacer a la plancha, con una cucharada de aceite vale, aunque si prefieres fritos es tu elección 🙂

Recuerda que para que no se te pegue el huevo lo que importa no es la cantidad de aceite, sino que tengas una buena sartén antiadherente y si no tienes una cómprala ya! No es el gasto de tu vida y créeme, se nota cocinar con buen material. Además asegúrate de echar el huevo cuando el aceite esté bien caliente, para comprobarlo no metas la mano que te conozco, te vale con ver que se mueva alegremente en la sartén.

Solo te falta emplatar las gulas con el jamón y colocando encima el huevo y ya lo tienes.

Emplatando gulas con jamón y huevo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *