12 febrero, 2018 Comentarios

El quesillo es un postre típico de Venezuela (y Canarias). Además es muy similar al clásico flan de huevo [aquí te cuento la diferencia].

Es muy fácil de hacer aunque como la mayoría de postres necesitarás algo más de una hora para tenerlo listo.

Su nombre viene por tener agujeritos que se asemejan a los del queso.

¿Cómo se hace el quesillo venezolano?

Tiempo de elaboración

10 minutos de preparación más 1 hora en el horno

Ingredientes

  • 4 o 5 huevos
  • Ron
  • Leche condensada
  • Leche entera, aunque puedes cambiarla por leche de coco.
  • Azúcar (un vaso)
  • Esencia de vainilla (opcional)
  • Ralladura de limón (opcional)
  • No es un ingrediente como tal, pero necesitarás un molde para el horno, que lo sepas 😉
quesillo venezolano ingredientes

Elaboración

1- Preparamos el caramelo. En un cazo pon a calentar azúcar, aproximadamente un vaso, y añade también un poco de agua, menos de un centímetro del vaso y muévelo frecuentemente. Tiene que llegar a hervir y poco a poco irá deshaciéndose el azúcar y cogiendo el color dorado. Cuidado no se llegue a quemar porque su sabor así estropearía todo el quesillo.

quesillo venezolano haciendo caramelo

2 Cuando tengas el caramelo vuélcalo en un molde para el horno. En cualquier chino tienes moldes de aluminio desechables por menos de un euro.

Ahora vete moviendo el molde para que el caramelo toque los laterales. Ten cuidado porque el caramelo estará caliente y el molde puede quemar un poco, osea, que te ayudes con un paño 🙂

moviendo el caramelo

3 Mientras tanto pon en una cazuela los huevos, un bote de leche condensada y la misma cantidad de leche entera (utiliza el mismo bote de la leche condensada, te servirá de medidor y limpiarás lo que quede de la leche condensada). Para hacer el quesillo no uses leche desnatada y cosas así, necesitamos una entera porque tiene más grasilla. Como alternativa también puedes probar con leche de coco, le dará un gusto muy rico.

También puedes añadir algo de ralladura de limón, aunque esto es opcional, esto es si quieres darle un toque a limón, hay quien también incorpora café o chocolate…

Añade un buen chorrito de ron. Si la botella tiene dosificador puedes contar 20 segundos. Que no te parezca mucho, luego simplemente notarás un regustillo. Si lo prefieres, en vez de tanto ron puedes echar algo menos y añadir también esencia de vainilla.

quesillo venezolano añadiendo ron

4 Llega el momento de batir todo.

quesillo venezolano batidora

5 Ahora vertimos los ingredientes ya batidos a nuestro molde donde ya tenemos el caramelo.

quesillo venezolano pasando al molde la mezcla

6 Tapamos el molde con papel de aluminio, recuerda que la zona brillante es la que se pone hacia los alimentos.

7 Ponemos el molde sobre otra superficie mayor que pueda meterse también en el horno y añadimos agua caliente, ya que terminaremos haciéndolo al baño maría en el horno (Esta fuente con agua la podías tener previamente en el horno calentándose). Esto ayudará a que no se pegue.

quesillo venezolano agua para el horno

8 Ahora toca meterlo al horno durante 1 hora a 200º. El horno deberías haberlo encendido hace rato.

Para saber si está listo, quítale con cuidado el papel de aluminio y con un cuchillo o un palillo pincha el quesillo, si lo sacas sin que se manche es que está listo. Esto te vale para comprobar cualquier tarta que hagas.

quesillo venezolano sacado del horno

9 Cuando ya lo tengamos, haremos el momento tortilla, lo que viene siendo coger un plato grande, ponerlo encima y darle la vuelta.

quesillo venezolano vista desde arriba

Y ya lo tienes, ahora a comer y disfrutar de un gran postre.

trozo de quesillo venezolano

¿Cuál es la diferencia entre el quesillo y el flan?

Ambos se hacen a base de huevos y leche principalmente y con una capita de caramelo, pero la principal diferencia es que el flan no lleva leche condensada y que a diferencia del quesillo, únicamente usa la yema de los huevos.

Precisamente por esto, por usar únicamente la yema, el flan es más compacto, ya que las claras son lo que producen esos agujerillos típicos del quesillo.

Lo que está claro es que el quesillo y el flan son dos postres riquísimos y fáciles de hacer.

¿y tú con cuál te quedas?

 

Con este post participo en el reto facilisimo de recetas con leche condensada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.