14 noviembre, 2018 Comentarios

La receta de pollo con tomate es uno de mis platos preferidos o posiblemente el que más. Se trata de un plato de la comida tradicional, un guiso como Dios manda, con bien de salsa y zanahorias.

Desde que tengo memoria recuerdo que a la pregunta de la señora Pili (aka la mama) de qué quiero comer por mi cumpleaños (hagámoslo extensible a cuando estaba malito y similares), siempre respondía Arroz con caldo y Pollo con tomate. Dos platos saludables y fáciles de hacer, buenísimos y que se quiten los Estrella Michelín habiéndolos hechos por la mama. La de tuppers que me estoy ganando hoy con tanta mención para la próxima vez que vaya de visita por León.

Este guiso de pollo con tomate es una receta llegada a mi familia de la mano de Marce, amiga de mi madre y a la que hay que dar las gracias por estas aportaciones tan ricas.

Ingredientes sencillos para preparar un guiso familiar que hará las delicias de todos. Además es una receta barata, muy nutritiva con carnes y verduras y que te servirá para llevar algunos tuppers para el trabajo si te lo guisas para ti solo.

Tiempo de elaboración

1 hora

Ingredientes para preparar pollo con tomate

  • 1 Pollo entero
  • 2 o 3 tomates picados (sin piel)
  • 1 Cebolla
  • 1 o 2 zanahorias
  • Ajo y perejil
  • 1 Vaso de vino blanco
  • 1 Pimiento verde
  • Aceite de oliva
  • Sal
Ingredientes para hacer pollo con tomate

Cuando vayas a la carnicería de tu barrio pide un pollo entero limpio y troceado. El carnicero te lo cortará a tu gusto, con los muslitos enteros o en trozos, etc.  Por menos de 3€ tendrás el pollo troceado y con este guiso tendrás comida para 3 o 4 raciones que te habrá salido bien baratito. Además pide que las pechugas de pollo te las haga filetes, puedes aprovecharlas y hacer recetas como esta.

Paso a paso: Receta de pollo con tomate

Poner aceite de oliva en el fondo de la cazuela.

Echar la zanahoria, pelada y cortada en rodajas. Sofreír un poco. A mí, como me flipa la zanahoria, y más en esta receta, añado dos.

haciendo pollo con tomate

Añadir el pollo troceado y seguir sofriendo.

Mientras tanto cortamos una cebolla en trozos no muy finos y la añadimos por encima.

Cortamos en trozos grandes un pimiento verde y lo echamos a la cazuela.

Dejamos que se sofría durante unos minutos todo.

A la vez preparamos un majado de ajo y perejil. Usa un mortero para machacarlo todo bien, con dos dientes de ajo vale. Acompaña con un pelín de aceite de oliva para que se mezcle todo bien.

Añade vino blanco blanco al mortero y vierte todo sobre el resto de ingredientes. Echa más vino al mortero para terminar de limpiarlo. La cantidad total de vino será de aproximadamente un vaso.

majado y tomate para el guiso con el pollo

Ahora tendrás que añadir también los tomates sin piel y picados, con dos te valdrá pero puedes echar tres también. Como en esto se tarda un poco te recomiendo que los tengas picados desde el principio, o bien tener los tomates troceados y guardados en un bote en conserva.

Salamos y dejamos que el guiso se haga durante aproximadamente 40 minutos. Para saber si está listo usa un cuchillo y pincha hasta el hueso un muslo, si no sangra es que está preparado.

Vigila que no se te pegue, de vez en cuando vigila la cazuela y mueve un poco el pollo y el resto de ingredientes.

¡Mira qué pinta tiene haciéndose el pollo!

guisando el pollo

Floflofloflofloflo… me encanta!

Al principio pon el fuego lento y al final le daremos un toque fuerte para que no quede la carne muy blanda, como cocida.

Si ves que se seca mucho puedes añadir un poco de agua. Si por el contrario ves que te queda muy líquido no te preocupes tampoco porque se irá reduciendo.

¡A la mesa!

Toque de corneta y a la mesa todos a comer. Haz como mi madre y mete una voz para que todos vayamos a comer, o abre la puerta de la cocina y que llegue el olor riquísimo del guiso, ahorrarás en caramelos para el dolor de garganta de tanto gritar llamando a la mesa. Para que luego me venga alguien y diga que no sé dar consejos.

Pollo con tomate

Esto es un plato y lo demás son tonterías.

Ten a mano las servilletas porque promete ser una fiesta medieval, como la canción de Los Nikis. Seguro que os pringáis bien los dedos y los morros, eso será signo inequívoco de que está de lujo.

En mi casa se sabe cuáles son mis tajadas y las de mi madre, ella básicamente la huesada, a mí dame chicha que estoy creciendo. Y por supuesto, con bien de salsa y zanahorias para el niño.

Pollo con tomate Pollo con tomate Pollo con tomate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.