7 abril, 2017 Comentarios

Oribu Gastrobar se define como restaurante fusión entre la cocina japonesa y la mediterránea dando como resultado un opción más que buena para aquellos que disfrutamos con lo tradicional pero que también nos gusta que nos sorprendan, la soja, tréboles y especias están muy presentes en su oferta gastronómica.

[Ver ficha]

[Leer visita]

Sin ir más lejos te diré que llevé a mis padres a comer aquí sabiendo que acertaría, eso sí, no les mencioné nada de asiático ni de más allá de los pirineos no fuera a ser que se me asustaran. Resultado, salieron encantados, por gustar, hasta tuvimos conversación acerca de cuánto nos gustaba el estilo de sus baños.

En Oribu siempre encontrarás platos muy reconocibles por los españoles pero a la vez con un aire distinto, moderno, esa es la esencia del restaurante. Disponen de menú de medio día, que es cuando suelo ir junto a mis compañeros, y suele variar con frecuencia. Hemos probado platos realmente buenos, por ejemplo unas albóndigas rellenas de queso y presentados en unas cazuelas pequeñas. Nunca faltan sus gyozas, un estilo de empanadillas japonesas que se mojan en salsa de soja, como tampoco sus distintas ensaladas y arroces asiáticos.

Sus platos se presentan de forma impecable y hacen que entren por los ojos según te los pone delante el camarero.

Hay que decir que en ocasiones la temperatura del local puede ser un poco más baja de lo deseable, un detalle que deberían cuidar, se trata de estar cómodos comiendo y que comentarios como “hace un poco de frío” no empañen la buena atmósfera del lugar.

Oribu Gastrobar
Foto: Oribu Gastrobar

Disponen de diferentes ambientes, algunos más recogidos y con mejor intensidad de luz y otros super abiertos con cristaleras y luz natural, lo que hace del restaurante un lugar para vivir múltiples experiencias según la ocasión y decorado con mucho gusto y aires modernos.

Oribu Gastrobar
Foto: Oribu Gastrobar

Ficha del restaurante

  • Nombre del Restaurante: Oribu Gastrobar
  • Especialidad de la casa: Fusión de comida asiática con mediterránea
  • Página web: http://oribugastrobar.com/
  • Dirección: C/ Barquillo, 10, 28004 Madrid En Chueca, a 1 minuto del metro Banco de España.
  • Teléfono: 915 24 03 17
  • Precio:  (12€ Menú, 20-30 € de carta)
  • Necesaria reserva: Entre diario al medio día no hay problemas. Para cenas en fin de semana es muy recomendable.
  • Nombre del chef: Armando Justo, conocido como A.J.
  • Otros puntos: La cerveza es una caña de 220ml, cantidad posiblemente insuficiente para una comida. Tienen aquarius de 300ml lo que es de agradecer. Además se puede pagar con ticket restaurant.

La visita

Fuimos el viernes 7 de abril de 2017 y la carta había variado desde la última vez. En esta ocasión había varias sorpresas apetecibles. Yo me pedí de primero los “Mejillones tigre, pato confitado, kimuchi-mayo“. Fue una pasada de plato con una textura muy suave en cuanto a los tigres y con una grata sorpresa por el contraste de sabor que aportaba el pato. Además, el pato tenía un toque picante muy rico, aunque quizás picante en exceso, que provenía del kimuchi, que es una de las salsas orientales más utilizadas y que es una variedad del kimchi coreano, que es algo más picante y al que los paladares occidentales estamos menos acostumbrados.

La presentación fue muy buena como puedes ver en la foto, en plato de pizarra pero eso sí, sin cuchara que sería lo lógico a mi entender para este tipo de platos.

Mejillones tigre, pato confitado, kimuchi-mayo
Mejillones tigre, pato confitado, kimuchi-mayo

Le siguió en esta ocasión un solomillo con setas asiáticas que estuvo muy rico, con mucho sabor pero que tras unos mordiscos notamos que nos faltaba algo, algo que acompañara ese solomillo, quizás algo de guarnición estaría bien.

El menú indicaba además que era Yakiniku, que en cristiano viene siendo a la parrilla.

Solomillo con setas asiáticas
Solomillo de cadera de vaca, setas asiáticas y Yakiniku

También mención especial para el plato que algunos compañeros pidieron, un “J-DOG” (Hot Dog estilo osaka) y patatas, que por el nombre muchos nos echamos para atrás porque nos imaginábamos algo más cercano a lo que tradicionalmente se entiende por perrito caliente, pero en Oribu las apariencias engañan, quizás lo de Osaka que es una ciudad de Japón debería haberme iluminado. Juzga tú mismo.

"J-DOG" (Hot Dog estilo osaka) y patatas
“J-DOG” (Hot Dog estilo osaka) y patatas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *