Verano madrileño, 40º a la sombra, 48º al sol, no comments. No sé si seré yo que estoy a tope con la serie de Lucifer o qué, pero agosto en la capi es algo así como el mismísimo infierno. Jornada de verano, asfalto que lo miras y parece derretirse bajo tus pies, aire acondicionado sobre tu cabeza en la oficina… el pan nuestro de cada día. Y encima va la Comunidad y me corta la línea de metro desde el Retiro hasta Sol, más vueltas para ir a trabajar, todo son señales para que me coja vacaciones. Ya queda poco,…